Seguidores

viernes, 11 de octubre de 2013

UNA MUJER.



  
Seguramente el sol se ha enamorado de ella.  
Seguramente la belleza durmiente esté llena de calma y de luz.
Podría ser yo, o tú cuando este viaje vuelva otra vez al origen de partida. 
Seguramente sea una diosa dormida en la calma. Seguramente acepte mi alma para compartir sus sueños. Seguramente Charo esté en el corazón de esta diosa de... ¿barro?



No hay comentarios:

Publicar un comentario