Seguidores

sábado, 25 de febrero de 2012

CERÁMICA ALFONSO MONTIEL.

CERÁMICA ALFONSO MONTIEL TALLER Y ESCUELA.


Ayer  fui a ver a Alfonso, porque tenía una invitación para ver su nuevo proyecto y quedé encantada al ver las instalaciones que ha preparado para ejecutar una idea preciosa: “aplicar la cerámica y todos sus procesos para el desarrollo lúdico de las personas, con la intención de proyectar los conocimientos de técnicas milenarias sobre este oficio y la gran profesionalidad de él y su equipo, hacia gente que quiere aprender,  dedicar el tiempo a una actividad altamente gratificante”.
El edificio en cuestión, su propio taller, consta de laboratorio técnico, para poder investigar sobre esmaltes, engobes, arcillas, etc., sala de diseño, con plotter para plantillas y reservas, aula de yesos para hacer moldes  que reproducen  en serie por   apretón y por  colada, espacio con hornos para cocer trabajos de distintos tamaños y un aula luminosa donde hay tornos eléctricos para aprender el oficio de alfarero y un atractivo torno de pie, que acompaña con un pequeño motor para si te cansas pasar a la ayuda de éste, que  es una maravilla. Además te prepara un barro con unas cualidades específicas  dependiendo de la actividad que vayas a realizar.

Una escuela en toda regla que ha pensado y preparado de manera ardua, ya que ha realizado el mismo cada uno de los elementos que amueblan todo el aula, ha organizado los espacios de tal manera que en cada uno de ellos queden establecidos los distintos lugares de trabajo dependiendo de la actividad que se quiere aprender.
Un privilegio para esta ciudad y sus alrededores.

Alfonso Montiel es un profesional de la cerámica, con 38 años de experiencia laboral  a sus espaldas y con una formación técnica que asombra fruto del trabajo diario y de su incansable capacidad para investigar. Refuerza la actividad con la capacidad para comunicar técnicamente,  cada uno de los procesos de este arte de la cerámica, fundamentados de muchos años de trabajo, oficio, e investigación.


jueves, 16 de febrero de 2012



PALABRAS…

…Siguen contando cosas
estas palabras tranquilas,
dicen, que cada día
es un regalo de la vida.
Cuando van pasando los años y
ves, que se lleva despacio
mejor,  el camino andado
que, las prisas, las tareas,
los excesos y los agobios.
Solo roba la alegría
ese caminar inquieto
rápido, acelerado.
Caminando despacio
la palabra se pega
se engancha y se queda.
Palabras que mientras
tanto, revolotean inquietas,
buscando donde ponerse,
tratando de aposentarse.
Palabras, benditas palabras
que, aún calladas
en el silencio, hacen tanto
o más que habladas.
Son así, más productivas
generan calma y
callan el alma.
Esas palabras,
Cualquiera,
Solas valen y arman una
gran algarabía  y producen
esta gran calma…

Charo Acera:
De  “Poemas desde el silencio”.