Seguidores

martes, 18 de enero de 2011

El proceso Creativo.

Cuando el proceso creativo aparece, se come tu existencia, el tiempo, el pensamiento, todo, se lo come todo, hasta tu manera de ser habitual; estás tan dentro de las imágenes o las ideas que el mundo desaparece. Este proceso intenso, agota, cansa, da sueño o insomnio, te descoloca, te descentra. ¡Uf!