Seguidores

lunes, 12 de abril de 2010

VICTORINA ALONSO FERNÁNDEZ

  • DIARIO DE LEON. "El paraguas rojo".
Portada > Opinión
  • 12/04/2010
Tribuna: " Victorina Alonso Fernández"

  • Concejala de Mujer, Sanidad y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Astorga.
  • Pinta Charo Acera grandes paraguas color de sangre, que cobijan a mujeres de las que solo se ve un cuerpo delgado y macilento. Falta la mirada. Mujeres encogidas, bajo la protección de padres o maridos, sin voz, sin ojos, arrumbadas por una protección asfixiante. Pero si seguimos contemplando la exposición que alberga la Biblioteca astorgana podemos ver como esas mujeres con dolor y dificultades, consiguen levantarse. Miran de frente y el paraguas, ya cerrado, les sirve de apoyo, de soporte. La sala se llena después de rostros alegres, de mujeres hermosas y de bellas esculturas. Porque Charo es una pintora que sabe contar historias. Como Remedios Varo. Una escultora que muestra con fuerza y belleza a la mujer, a todas las mujeres: jóvenes y ancianas, occidentales y africanas. Todas ya erguidas, mirando de frente a un futuro con el apoyo de unas leyes que les dan protección y seguridad. Pero a pesar de todas esas normas, siguen muriendo mujeres asesinadas por sus maridos, novios o excompañeros. Hombres con los que compartieron la vida y acaso el amor. Padres de sus hijos. Un amigo sostiene que es el precio que hay que pagar por la evolución. Por la conquista de un espacio y un tiempo propios. Demasiado alto el precio si se lleva la vida. Injusto. Hay otras formas de resolver los conflictos como hemos podido saber todas las mujeres y hombres que estos días han querido acompañarnos en las diferentes actividades que la Concejalía de Mujer del Ayuntamiento de la ciudad, con la colaboración de las Asociaciones de Mujeres y de la Plataforma por la Igualdad y contra la Violencia, ha venido desarrollando. Cine, teatro, charlas, conciertos, rutas, mesas redondas, presentación de libros, visita al Centro de Igualdad y un largo etc. Una serie de actos que pretenden dar a la mujer y al hombre, un espacio de pensamiento y creación. Actos que desde la concejalía fueron impulsado y coordinados por Mercedes González Rojo, Agente de Igualdad del Ayuntamiento, con la ayuda inestimable de Elena y de Piedad. Porque, como puso de manifiesto Charo Altable Vicario, hablando de coeducación, enseñar a nuestros hijos e hijas a resolver sus conflictos sin violencia es tarea de todos. De los educadores y de los padres, de la sociedad. Educado con palabras, con gestos, con acciones para encontrar la manera de construir un mundo en paz.. Así educaba Faustina Álvarez (1874-1927), la maestra y pedagoga leonesa a quien hemos querido dedicarle este año la Semana, una Inspectora que trataba de inculcar a sus alumnas la necesidad de estudiar una carrera para no depender nunca del marido. Una pionera que sembró las ideas que ahora florecen. Como hicieron las mujeres que ocupan el libro de Mercedes Gómez Blesa Modernas y vanguardistas . De la mano de Mercedes, Victoria Kent, María de Maeztu o Clara Campoamor van contado los esfuerzos que realizaron desde la jurisprudencia o la educación para llevar a la mujer española a la modernidad. Un esfuerzo que se vio truncado por la guerra y la posterior dictadura franquista. Dictadura que tendió un manto de olvido y silencio sobre ellas. Mercedes Gómez Blesa que con Marifé Santiago Bolaños, escritora de excepcional valía, se comprometieron a petición de las mujeres astorganas a volver a esta tierra y desde un taller seguir conociendo a estas -”nuestras abuelas intelectuales-” y a otras extraordinarias mujeres de las que nos habla Marifé desde su libro Wangari Maathai y otras mujeres sabias (de la ecología hacia la paz) . Trabajar desde y a través del conocimiento. Porque lo que se conoce nos cambia irremediablemente. No hay vuelta atrás cuando sabes que eres igual, tu cuerpo diferente pero exacta la función del corazón y del cerebro... Músculos y piel, más o menos suave, de colores diferentes pero con la misma sensibilidad y fuerza. Como nos contó Bonifac Ofogo, el cuenta cuentos que, a través de la asociación de Inmigrantes, clausuró nuestra semana. Relataba Bonifac como las mujeres africanas han creado pequeños bancos donde cada una aporta lo que puede para luego, a un interés simbólico, prestárselo a las que más lo necesitan. Para comprar una vaca, para conseguir medicinas o ayudar a construir el dispensario o la escuela. Mujeres que hablan de mujerismo antes que de feminismo; términos vilipendiados por algunos que no han tenido la curiosidad de buscar su significado: lucha por la igualdad efectiva, por la dignidad y por el respeto al 50% de la humanidad. Acaban de morir dos mujeres más. Charo, tu paraguas rojo no ha bastado para protegerlas. La Ley de Igualdad y La ley contra la Violencia de Género del Gobierno socialista, los esfuerzos que están haciendo las asociaciones de mujeres, los ayuntamientos, las diputaciones y la Junta de Castilla y León, desde la Dirección General de la Mujer, han logrado disminuir el número de asesinatos. Pero no ha sido suficiente. Una directora de la Mujer, Alicia García Rodríguez, que se implica en esta lucha y que ha tenido la amabilidad de acudir a nuestra ciudad para compartir con las Asociaciones sus trabajos y sus sueños. Es mucho lo que queda por hacer. Gracias Charo por tus pinturas, por esos rostros esperanzados de mujeres, por las esculturas llenas de pasión y vida. Por tus palabras, por el trabajo callado con los alumnos y alumnas de León. Que sepas que todas nosotras nos hemos comprado un paraguas rojo para apoyarnos, reconocernos y seguir juntas luchando por los derechos de la mujer, de todas la mujeres del mundo.

VICTORINA ALONSO FERNÁNDEZ, para el Diario de León. en Opinión, Tribuna del día 12- 4- 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario