Seguidores

jueves, 26 de noviembre de 2009

¿POR QUÉ MUJER POR QUÉ?

Muchas veces, cuando miro a las niñas quinceañeras, me pregunto ¿por qué las mujeres no aprendemos?, somos inteligentes, duras, fuertes, trabajadoras hasta los extremos más insospechados y a pesar de una educación en la igualdad,en la actualidad más actual, las miras y se vuelven locas por un chico, todas quieren un novio y la que no lo tiene se siente desgraciada. Esto, al revés no ocurre, a esa edad los chicos no tienen la atracción desarrollada y pasan.
¿Por qué las mujeres necesitamos tanto que nos quieran? siempre pensé que las las de mi generación sentían tanto esa necesidad por la falta de amor paterno, o por la falta de amor materna, pero los hijos de hoy, lo tienen todo, de sobra y sin embargo se comportan como siempre...
Miro a mis vecinas y lo mismo, el hombre trabaja y después de comer se va al bar, a la partida, luego se da una vuelta por los bares del barrio, se toma unos vinos o al futbol y cuando llega a casa la parienta tiene todo limpio, recogido, ordenado y está la cena en la mesa, a su servicio constante. ¿por que el servilismo?...
Compañeras mujeres que llegan a altos puestos, socialmente bien ubicadas, siempre están solas, o, cuando encuentran a alguien tienen que reeducar para poder seguir en su posición, si no tienen que abandonar una cosa u otra, además de soportar la ira y la envidia de sus amigas y compañeras, de una crueldad espectacular...
Tenemos tanta confusión genética que no tenemos nada claro en que momento nosotras somos mujeres, para perder la estima por el amor de un hombre, que te somete sin darte cuenta, una suave sumisión; te dice, yo hago lo que se, y para lo que me han educado, tu el resto, ¿en qué momento, la mujer no sabe decir no...?
Cuando la mujer está más liada con la crianza de sus hijos, el hombre se encuentra relegado y en la mayoría de los casos aparece un comportamiento de coqueteo hacia otras mujeres... ¿En qué momento los hombres perdieron por el camino su grado de responsabilidad y honestidad en la familia?
¿Por que los hijos son casi siempre de las mujeres?
Observaciones:
.¿Hombres en el futbol - mujeres en el futbol...?
.¿Madres en la puerta del colegio - hombres recogiendo a sus hijos?.
.¿Mujeres en las consultas del pediatra - hombres en el mismo lugar?.
.¿Hombres jubilados en la calle por las mañanas sesteando al sol - mujeres?
.¿Mendigos e indigentes hombres- mendigas e indigentes mujeres?
Se que el comportamiento del macho y de la hembra en el mundo animal tienen parámetros distintos, y que hemos avanzado mucho en igualar nuestros niveles laborales y también de participación en las tareas del hogar, en las ciudades, y ¿en el mundo rural?...
Sabemos que ha de haber muertes siempre que se quieren provocar grandes cambios en los ritmos sociales, pero ¿por qué solo mujeres?.
Algo está fallando en este proceso, que debemos analizar, con más detenimiento.
Millones de dudas y por qués, hacen del mundo del hombre y del de la mujer dos caminos distintos que poco a poco se van acercando, en civilizaciones y sociedades como la nuestra, dudo que ocurra en otras menos favorecidas, pero de ahí a matar, matar, matar, matar.
¿Quien da derechos de quitar la vida al macho alfa? Es una respuesta que debemos encontrar...
Pero existen las violaciones, las bofetadas, el maltrato psicológico, el maltrato laboral, siempre hacia mujeres... siempre.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

HOMENAJE A LA MUJER LIBRE.NO A LA VOLENCIA CONTRA LA MUJER EN EL MUNDO.

NO

Homenaje, silencio… porque, se me arruga el estomago, se aprieta entre las costillas como el dolor de la dignidad cuando aparece la bofetada.

Rabia incontenida, por la historia de los tiempos en los libros que, hasta buscan el comienzo de este genocidio silencioso.

Impotencia ante los hechos del día a día que, resbalan como lluvia en nuestras caras y conciencias.

Homenajear, ¿a quién, a las mujeres…? ¿a las qué, han dejado durante siglos que el hombre abuse de su amor, de su gran capacidad de trabajo, de su inteligencia, de su poder para hacer nacer, de su paciencia para ver crecer y de su aguante ante el infortunio de guerras, enfermedades y miserias?.

¿Homenajear a las que, por amor, no han realizado su sueño aparcándose en la sombra de la casa, de los hijos del marido. A aquellas que aún siendo pegadas, maltratadas y violadas física y mentalmente cada día guardan silencio hasta la muerte…?

Más bien me pregunto cada día, ¿donde está escrito que el hombre pueda matar a la mujer, pegarla, humillarla e ignorarla como lo hace?, y me llevo las manos a los ojos para consolar las lágrimas que caen por la culpa que mis manos sienten, por no saber defender lo que soy, por todas aquellas mujeres que aún viendo y sintiendo, callaron a lo largo de los siglos, toda esta historia grabada en nuestra genética, de sumisión y servilismo.
Mi madre, mi abuela, y todas las generaciones anteriores, todas, asintieron, que por amor, por tradición, por no se sabe qué; ellas, eran capaces de aguantarlo todo. Ninguna le echo agallas y rompió esa línea de infortunio.
Me cuesta creer en la mujer cobarde, me cuesta entender su miedo.
Pero, veo ahora lo mismo en nuestros días y, cuando una se atreve y planta cara y expulsa de su vida la miseria, a los cuantos días, está muerta. Las demás, pasamos al lado, miramos y pensamos “otra”, el paso silencioso nos repasa los días de existencia, los odios acumulados afloran a la piel, en silencio nos aplacamos por costumbre, por amor, por las circunstancias, por la inercia, por el miedo; ese silencio contra los jueces que no castigan, contra los gobiernos que palabrean sin poner soluciones, contra yo misma, que callo, que no digo nada al llegar a casa, porque conozco la respuesta.
¿Ese maldito silencio es el que hay que homenajear?, ¿esa cobardía histórica de permisividad ante la injusticia? ¿Ese perdón continuo al agresor con el olvido?.
¡Ay!, no puedo.
No puedo con los hombres malos , con los gobernantes que no ponen soluciones, con los científicos que no analizan e investigan para erradicar esta enfermedad, con los abuelos que se sientan en las plazas al sol mientras las mujeres friegan compran y planchan su ropa, con las tradiciones, con el hecho de hacerse los ignorantes, con los hombres geta, con los que no respetan, con pequeños gestos de costumbre, a la mujer que les acompaña, no puedo con las mujeres políticas que hacen mal su trabajo, con las mujeres escaparate, con las mujeres objeto de manejos comerciales, con las que se acogen a la ignorancia y la costumbre, me cuesta y lo siento.
Pido perdón a las historias de todas, son muchas, cada una a su manera.
Todas, hemos consentido que la historia nos traiga hasta aquí, al mismo sitio, con la misma carga y no quiero homenajear al dolor.
Cuesta pensar en todas las historias de hombres que han sido capaces de cambiar el mundo, ponerlo patas arriba, y a la mujer cada vez más abajo.
Y ¿qué hemos hecho nosotras?, nada, aguantar lo no aguantable.
Y ya no se puede aguantar más.
¡NO A LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN EL MUNDO!.

Por Charo Acera, para el taller.

lunes, 16 de noviembre de 2009

EL CONOCIMIENTO GUARDADO E IGNORADO.

EL CONOCIMIENTO GUARDADO E IGNORADO.
Con los ojos del tiempo voy mirando esas caras del saber, cuánto no sabrán ellos de las cosas más bonitas de la vida, cuánto no sabrán del tema que enseñaron, investigaron o estudiaron. Cuando uno trabaja toda la vida en una materia, con los años sabe mucho de ella y más si además de su trabajo es su amor. Y, me pregunto, cada vez que encuentro a uno, ¿por qué no dedicaron el tiempo a escribir para dejar un legado a las generaciones siguientes? Es necesario que los sabios vuelvan a sus escritos para cambiar el mundo, este mundo de ignorantes, de consumidores, de políticos corruptos, de incompetentes en los puestos de dirección. Ellos siempre encontraron la manera de hacer crítica, de modificar las leyes, de cambiar a los gobiernos y de solucionar una mala gestión con su grito o su palabra. ¿Donde están los sabios de esta generación?¿Donde Los intelectuales capaces de ver el mundo de otra manera? Gente capacitada que a través del estudio vean claro, digan con palabras reales y verdaderas, la verdad y muevan los hilos de este pueblo, escuela, ayuntamiento, ciudad, región, comunidad autónoma y gobierno. Si se hace un balance de la cantidad de puestos de relevancia que ocupan personas incompetentes no estudiada, no culta, no dotadas de capacidad de gestión y sin el menor concepto de lo que es la organización de lo que se trae entre manos, con una enorme ambición de poder para chupar del bote en horas, jornadas o dinero, si todos fueran de color amarillo, el mundo desde el espacio se vería muy curioso, !lo imaginan¡. Y siento en mi alma una gran tristeza porque sabios hay, y sin embargo, su silencio observador y su falta de implicación me dice que ya no tienen ganas de luchar ni de escribir, que el tiempo pasado fue mejor, que había dignidad y respeto: esas dos palabras que se han vuelto invisibles, sus palabras ya no sirven, su legado nadie lo lee; ya no está de moda estudiar e investigar para ser sabio, ahora hay que ser rico, muy rico, muy deprisa y caiga quien caiga. Es una lástima, porque es la herencia de nuestros hijos.