Seguidores

lunes, 26 de octubre de 2009

PENSAMIENTO SOCIAL.

Son las 10 de la mañana, y se acaba de levantar la niebla para darle paso al sol, ¿será una señal, de que la vida sigue, y sigue, no se termina nunca y siempre acaba saliendo el sol?. No lo se, pero cuando un día nuevo comienza es porque todavía hay esperanza. Sin embargo tengo la sensación de que el mundo a entrado en la ruleta final de una etapa, la gente esta irascible; los políticos han perdido la vergüenza; los que tenían la voz, los artistas, literatos, críticos, escritores, han perdido su creatividad y no tienen nada que decir; los estudiantes se conforman; los padres miramos hacia el lado donde el corazón no duele y dejamos a nuestros hijos a la aventura de la vida sin los margenes de la educación; las religiones ya no son religiones sino meros partidos políticos de la locura , que han perdido su credibilidad y su dignidad; y nosotros los de a pie, cada día nos sorprende menos el sistema que nos rodea, nos amoldamos y seguimos sin rechistar, que un día nos roban un poquito del sueldo, bueno; que otro día nos congelan la nomina porque hay mucho gasto social, bueno; qué nos suben los impuestos, bueno. Cada día, o a mi me lo parece, somos menos de lo que deberíamos ser, o cada día somos menos los que pensamos que esto es un caos y sentimos que algo nos deparará la vida que no va a ser agradable., aunque bueno, siempre sale el sol.

3 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo con tus pensamientos,solo que yo, ante la indiferencia del mundo, siempre tengo presente que hay que seguir adelante, pues no quiero caer en sus redes para terminar siendo como ellos.Un besazo y animo somos muchos los que luchamos contra la apatia generalizada.Mega

    ResponderEliminar
  2. Yo sigo escribiendo un poema, noche sí, noche no, y sigo sintiendo dentro de mí que, a pesar del ser humano, algo merece la pena. Que el sol sale cada día para iluminarnos la vida, a pesar del ser humano. Y que debemos de seguir adelante para demostrarnos a nosotros mismos, que vivir merece la pena y que nos merecemos disfrutar de la vida, sin herir a nadie, a pesar de ser humanos.
    Un saludo y un beso,
    Francisco

    ResponderEliminar
  3. Las mismas inquietudes, somo varios los que nos cuestionamos, insistimos y bregamos por el cambio al buen criterio, el buen hacer. Cuesta pero desde nuestro humilde lugar tenemos que seguir en ello, sembrando semillas de entendimiento, verbo, ejemplo, y porque no... algo de virtud. Un abrazo

    ResponderEliminar