Seguidores

jueves, 7 de mayo de 2009

" Y LAS MUJERES...."

Siempre les miro los ojos, los brazos caídos, el cuerpo, las caras perdidas en los recuerdos, difuminadas por el tiempo y por el sol. Siempre pienso en lo que piensan, en su historia, en sus miedos, pesadillas, alegrías, anécdotas, hablan de eso. Siempre al mirarles, me veo en el tiempo y, me pregunto tantas cosas y, les pregunto: qué hacen en la plaza, todos las mañanas, al sol y, tan quietos. Descansan de una vida larga de trabajo y desasosiego. Yo, sé que no descansan, yo sé que no. Yo sé, que esperan a pasar el tiempo, porque no saben qué hacer, porque su tiempo se ha muerto, sus manos vacías de tiempo, sus manos , sus ojos, su cuerpo, esperan que corra el tiempo y en el continuar de la vida, solo esperan que el descanso les dé palabras para llenar el silencio, de … futbol, de mujeres, de recuerdos. Siempre en su estar diario, el sol, les calienta los huesos, el espíritu y el alma, en su tiempo de viejos. Esos viejos que están vivos y se comportan como muertos. No quiero morirme en vida, porque ellos, al mirarles, me dicen que pierden el tiempo, valioso tiempo de la vida y sin embargo ese tiempo para ellos es de muertos. Siempre son hombres, es curioso, en las mañanas de plaza y sol, son hombres, siempre hombres. Y las mujeres… Charo Acera.

1 comentario:

  1. ...Y las mujeres están en sus casas, trabajando como siempre y como siempre solas. Porque aunque no queramos admitirlo vamos tapando como podemos los agujeros de soledad y de tristeza que nos deja la vida, siempre haciendo cosas, siempre ocupadas en algo y, al fin y al cabo, solas.

    ResponderEliminar