Seguidores

domingo, 4 de mayo de 2008

EL PREMIO.

























En la semana del 25 Aniversario de la fundación de la Escuela de Arte, se entregaron a ponentes y homenajeados estas cabezas que realicé para el evento, son los gestos de alumnos y maestros de nuestra vida cotidiana, de nuestro hacer y rehacer en este trabajo de enseñar. Fueron a parar a manos de: Don Rafael Sanchez Carralero, ponente, pintor, Don Pedro García Trapiello, ponente, periodista, Don Fernando de Andrés, ponente, antiguo profesor y Decano del C.O.A.L., Don Antonio Redondo, primer Director de la Escuela, don Juan José Rodríguez Encína, profesor, miembro fundador de la primera promoción de profesores.

MUJERES 3.



Ha pasado el tiempo, cuando eras jovencita, no quisiste estudiar, yo te decía a cada momento, estudia, si no lo haces la vida será muy dificil. El otro día volví a encontrarte y, con tus ojos llenos de lágrimas me dijistes, hasta los treinta me contrataban porque tenia un cuerpo y porque era joven, ahora ya no me contrata nadie y cada día recuerdo tus palabras. Nadie se da cuenta que esta sociedad trata a las niñas como a cuerpos para lucir, como a cuerpos reclamo.
Tengo otra niña que estudió, con veinticuatro tiene dos carreras, un master y casi terminada la tesis doctoral, y también está triste porque tampoco tiene un sitio en esta sociedad, es una mujer inteligente y ningún chico se arrima a ella, vale un montón pero no hay nadie que quiera a una chica lista y la trate como respeto, con valor. ¿Donde cabe una mujer en esta sociedad?, ¿Siempre va a ser igual? ¿Aún no ha cambiado nada nuestra historia?...

MUJERES 2.



Cuando eres una niña, te dicen: cuida tu dignidad, cuando eres una mujer; cuida tu apariencia, cuando lo has dado todo, tus sueños, tu profesión, tus amigos, tu esfuerzo multiplicado del día a día y llegas a una mujer madura, ¿qué te queda por cuidar? si ya no sabes quien eres, ni que te gusta, ni cual es ahora tu sueño. Cuando ya lo has dado todo te dicen, "se tu misma" y, ya nunca volverás a ser tu misma.

MUJERES.



Mujeres del miedo.

La historia de nuestra historia, es el miedo, a ser amadas, a ser queridas, a ser despechadas y a ser destruidas. Las mujeres no solo vivimos nuestra vida, también las de nuestros hijos y la de nuestro marido, la de nuestro amor; si alguna de ellas se equivoca, es el mundo de ella el que se rompe, es el que se queda, es el que apechuga, es el que revientan. Que dice la historia sobre la mujer, que ella es responsable, que es la culpable, que es ... y por ello paga.