Seguidores

jueves, 27 de noviembre de 2008

PARA MIGUEL.

Hoy, cayeron un montón de lágrimas. Hoy el dolor se agarró al pecho y la respiración se ahogó, porque paso por mi lado la muerte y se llevo a un ser querido. Mi dolor, su dolor, el dolor del amigo, al que ni siquiera puedo consolar porque hay kilómetros por medio, muchos kilómetros por medio. Y, los recuerdos, aquellos cariños, aquellos amores de padre que, casi fueron más que los del padre de verdad, pero..., dicen..., así es la vida, y esta parte de la vida no me gusta. No me gusta el dolor de una perdida, ni el silencio de la ausencia, ni el recuerdo sustituto de la presencia, me gusta la vida, que al final , ¡QUÉ CORTA ES, CARAJO!, y primero se van ellos, los que te dieron, luego se irán los que quisistes y al final nos iremos todos. Yo quisiera irme antes, porque me duele el dolor y me ahoga y me vuelve inservible y me destroza. Mi querido amigo, eso es el consuelo, que la vida sigue, y aun hay muchas cosas por las que luchar, pero que sepas que mi corazón está triste como el tuyo porque ambos perdimos un buen padre.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Trabajos de la EXPOSICIÓN DE PACO CHAMORRO.

TRABAJOS DE LA EXPOSICIÓN DE PACO CHAMORRO, TEJIDOS CON MATERIALES RECICLADOS, EN UN PERIODO DE TRABAJO CON ALUMNOS DE ESCUELAS DE ARTE.
Por Charo Acera.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

MANOLO VALDÉS.
Es un destacado pintor español. Creó, junto a otros dos artistas, Equipo Crónica, grupo con el que introdujo en España un nuevo lenguaje artístico cercano al movimiento pop, y donde supo combinar el compromiso social y político con ironía y humor. Hoy vive en New York donde continúa recreando su universo personal. La vida en el arte Es un destacado pintor español que nació el 8 de marzo de 1942, en Valencia. Comenzó sus estudios en 1957 cuando entró en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, pero a los dos años los abandonó para dedicarse por completo a la pintura. En 1964 Valdés formó, con Joan Toledo y Rafael Solbes, el grupo Equipo Crónica. El primero abandonó el grupo un año después, pero Valdés y Solbes continuaron juntos hasta que este último murió en 1981. Durante 17 años el Equipo Crónica introdujo en España un nuevo lenguaje artístico cercano al movimiento pop, y supo combinar el compromiso social y político de sus autores con ironía y humor. Luego de la muerte de su compañero, Valdés continuó solo su carrera que lo llevó a Nueva York, donde continúa hoy, recreando su universo personal, reinterpretando a los pintores clásicos y experimentando con materiales y técnicas tanto en el mundo de la pintura como de la escultura. Entre los años 1965 y 1981, Manolo Valdés participó en más de sesenta exposiciones individuales y otras tantas colectivas, además de las realizadas en Equipo Crónica. Esto, obviamente además de su talento indiscutible, lo ha convertido en uno de los artistas con mayor proyección internacional. Acerca de su obra Dicen los expertos que la obra del pintor valenciano Manolo Valdés "plantea un juego visual que induce al observador a indagar en su memoria cultural y reconocer iconogramas propios de la historia del arte". Continúan con que "tanto en la pintura como en la escultura subyace un sentimiento de `tactilidad` en el tratamiento que le da a los materiales, con una paleta pródiga, plena de corporalidad, de gestos amplios sustentados por grandes formatos". Asimismo, evidencia en su trabajo la práctica pictórica; y son Rembrandt, Rubens y Matisse los artistas constantemente citados por este destacadísimo hombre del arte. En su obra está tácita tanto la idea de libertad formal como temática, dado que en su colección tiene incluidos el ratón Mickey, una carta de póquer y un desnudo inspirado en Matisse. Así es, así lo manifiesta en su arte, con la grandeza de quienes saben lo que quieren y no les importa el qué dirán. Sus premios En su trayectoria como artista recibió gran cantidad de premios, entre los que se encuentran: Premio Lissone, y Premio Biella, ambos en Milán, en el año 1965; Medalla de plata de la II Bienal Internacional de Grabados -en Tokio- y Premio del Museo de Arte de Bridgestone -en Lis'79, Lisboa, Portugal- en el año 1979. Luego, en 1984, obtuvo el Premio Alfons Roig, en Valencia; un año más tarde recibió el Premio Nacional de Bellas Artes, en España. En 1986 fue galardonado con la Medalla de la Bienal del Festival Internacional de Artistas Plásticos, en Bagdag. Por último, en 1993 recibió la Condecoración de la Orden de Andrés Bello en la clase de Banda de Honor, en Venezuela.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

EXPOSICIÓN DE PACO CHAMORRO.

INTERESANTE EXPOSICIÓN , QUE MERECE LA PENA VER, POR SU BELLEZA Y CARACTER DIDACTICO.
Hace muy poco que conozco a Paco Chamorro, pero después de ver su trabajo docente, me parece que debe haber sido un gran profesor, y ha disfrutado muchísimo de su quehacer cotidiano como maestro de estas enseñanzas artísticas, que nos dan belleza, encanto y emociones positivas, en nuestra vida. La exposición nos enseña que no hay nada en el mundo con lo que no se pueda hacer un ejercicio de creatividad. y no hay nada que el ingenio y , creo yo, que el buen humor y el buen espíritu, puedan dejar de hacer para generar una buena OBRA DE ARTE. Chapeau, Paco. Charo Acera.

lunes, 3 de noviembre de 2008

PENSAMIENTOS.

Una vez más, uno pasea por esta preciosa ciudad, disfrutando de sus calles y de su olor, con una cámara de fotos en la mano, buscando el momento para plasmar toda su belleza; por desgracia, siempre se encuentra un contenedor de basura delante o un montón de coches aparcados o un asfalto deteriorado por la mala calidad del material utilizado.
¿Qué les pasa a los que llevan en la mano el poder para hacer de su casa lo más hermoso, no se dan cuenta de que no se puede vender la belleza mezclada con la basura?.
Un ejemplo, en la Plaza Mayor, hay dos grupos de contenedores que deberían estar ocultos; en San Isidoro, preciosa Plaza llena de dignidad y señorío es aparcamiento y ahogamiento; la preciosa Plaza del Mercado del Conde Luna, arruina su historia y su presencia con un mercado obsoleto, sin encanto y unos camiones basura pestilentes; en la esquina entre el Caño Badillo con Bernardo III, hay montones de contenedores que no permiten mirar hacia ningún lado de ese precioso rincón; en la turística calle Mariano Dominguez Berruela (Plaza Mayor dirección Plaza de Regla) una hilera de contenedores en la acera de la derecha decora una preciosa foto con vistas a la Catedral que no hay manera de solucionar; la increíble Plaza del Grano, con el pavimento destrozado, intransitable y los contenedores sembrados por todos los rincones. Señores si adoran su ciudad, que también es la mía, busquemos una solución a este caos estético.