Seguidores

sábado, 2 de agosto de 2008

VACACIONES EN CAÑOS DE MECA.

Hacía mucho que el mar no me devolvía la paz.
Durante mucho tiempo el desasosiego de los centros comerciales, las grandes torres de turistas, las pizzerías y los burggers, me daban un mar envuelto en mierda y en gente sin silencio y sin encanto y de una tristeza comparada a las sensaciones que se tienen en el metro de las grandes ciudades o en las calles, en verano y en hora punta, calor y olores a fritangas.
Y, por fin, este año, un mar en calma, sin casas enormes, ni hoteles gigantes, ni masificaciones, playas limpias, preciosas y tranquilas, de esta belleza que os muestro en la foto, son las maravillosas playas de los Caños de Meca, Bolonia, Tarifa, Barbate, un paraíso para los sentidos, un agua limpia y todo sin urbanizar, y espero que no permitan construir ni una sola casa más, para que esa belleza se mantenga durante muchos años.

No hay comentarios: