Seguidores

sábado, 17 de mayo de 2008

PARAGUAS ROJO.



En algún momento del trayecto, el guión pide alejarse, aislare, esconderse y, mirar adentro, entonces empieza la composición, el canto y el ritmo, empieza el aire y la luz; unos días cunde mucho, otros ni siquiera un minuto, a veces solo te sientas y miras, otros solo oyes, y otros el parloteo del silencio no te deja ni uno ni lo otro, pero hay momentos en los que la música, la voz, el cuerpo, y sobre todo los ojos, colocan, enlazan, disponen y funciona, y todo va a su sitio. Esos días son "la creatividad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario